Hotel Liabeny Madrid

Conoce las últimas noticias de Hotel Liabeny

5 cosas típicas madrileñas que en realidad no son de aquí

Por | 10 octubre, 2014 | 0 comentarios

1) Chotis

Chulapos, por Barcex

El chotis es el baile típico madrileño. Sin embargo, no fue inventado aquí y de hecho en su propio nombre encontramos una “trampa” etimológica que apunta a otro origen que tampoco es el auténtico.

Y es que chotis viene de schottisch, pero tampoco procede de Escocia, sino de Bohemia, y más concretamente de Viena. Se puso de moda en casi toda Europa durante el siglo XIX, y de ahí se extendió a América Latina donde hoy perviven el schotis argentino, paraguayo y uruguayo, el xote brasileño y el shotis mexicano.

2) Mantón de Manila

Mantón, por karmen iliturgitana

El mantón es una prenda confeccionada en seda y decorada con bordados a mano, que forma parte del traje de chulapa, el traje típico madrileño. También se asocia con las bailaoras de flamenco, que lo visten sobre los hombros y mueven sus flecos para realzar la fuerza de sus movimientos.

Sin embargo, si examinamos atentamente un mantón de los más antiguos veremos dragones, bambú y pagodas. ¿Adivináis por qué? Efectivamente, su auténtico origen es chino. Con el tiempo, estos elementos perdieron protagonismo en favor de los grandes rosetones, los claveles y otras flores.

¿Y por qué se denomina “de Manila”? Desde el siglo XVI, en este puerto de Filipinas, por entonces colonia española, se desembarcaban los productos traídos del Lejano Oriente como estos preciados mantones bordados a mano.

3) Organillo

Anciana tocando el organillo, por emeka-mith

En parques y plazas, sobre todo en días soleados y en fiestas tradicionales, podemos ver este instrumento musical portátil del que salen alegres melodías como los chotis a los que nos referíamos antes. Es una especie de gramófono primitivo, ya que las melodías están grabadas en cilinbros de papel o metal perforado que luego son reproducidas al girar una manivela.

Pues bien, este instrumento que prácticamente se ve ya solo en las calles madrileñas y cuyo particular sonido está asociado a nuestras zarzuelas y nuestras fiestas, tampoco es un invento madrileño. Ni siquiera español: es inglés.

4) Acacias

Acacias, por  Alberto Salguero Quiles

Con cerca de 300.000 árboles dando sombra a nuestras calles, Madrid ostentaba en 2005 el puesto de la segunda ciudad del mundo en número de árboles, solo por detrás de Tokio. Y una de las especies más frecuentes son las acacias, tanto que existe un paseo de Acacias en el distrito de Arganzuela.

Se trata de árboles leguminosos, altos, de hoja perenne y corteza grisácea, usados a menudo en jardinería como ornamento. Sin embargo, estos árboles que se cuentan por centenares son en realidad originarios de regiones tropicales y subtropicales, hallándose la mayor diversidad en África y Australia.

5) Cibeles

Cibeles, por Mr. Tickle

Dejamos para el final el que quizá sea uno de los iconos más emblemáticos de nuestra ciudad: la fuente de Cibeles, situada en la plaza del mismo nombre entre el Banco de España, el Palacio de Cibeles y el Palacio de Linares.

El conjunto fue ideado por el arquitecto español Ventura Rodríguez hacia 1780, siendo Francisco Gutiérrez Arribas el artífice de la escultura. Sin embargo, la diosa a la que está dedicado no es de aquí: es una diosa de origen frigio, asociada al culto de la Madre Tierra en Anatolia desde el neolítico.

Más tarde fue adoptada por el culto romano, a través de cuya cultura nos ha llegado esta personificiación de mujer madura acompañada de leones, con una corona en forma de muralla.

Escrito por 

Categorías: Madrid Cultura

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*