El cocido madrileño y sus orígenes

Por | 14 junio, 2013 | 1 comentario

Sabroso en verano y espectacular en invierno.Un verdadero lujo para el paladar. Una delicatessen al alcance todos los bolsillos, de todos los presupuestos, de todas las clases sociales.

Si algo tiene de bueno el plato más conocido de Madrid es que es democrático, que es del pueblo, que es popular de abolengo y de cuna. La gastronomía de la capital de España no tendría su referencia principal sin mencionar el plato del que hoy vamos a hablar: el cocido madrileño.

Este guiso de origen humilde y sin pretensiones se ha convertido con el paso de los años en un verdadero manjar que puede degustarse por igual en un a taberna que en el restaurante más selecto y más caro de la ciudad.

Aunque su elaboración parece bastantes sencilla aparentemente, la paciencia y la calidad de las materias primas utilizadas marcarán el sabor exquisito de este plato y el disfrute de los comensales que lo paladeen.

El origen de este plato hay que buscarlo muchos siglos atrás, concretamente en la adafaina que comían los judíos sefardíes. Aquella comida se parece mucho a los potajes actuales que se comen hoy en día en toda España, aunque con dos salvedades o diferencias importante: en aquella época por motivos religiosos no incluían el cerdo entre los ingredientes y la carne que llevaba, de ave o de ternera, era desangrada según la tradición kosher.

Para degustar el mejor de los cocidos tiene que seguirse todo un ritual, al estilo tradicional de los tres ‘vuelcos’, es decir, primero el caldo, después los garbanzos con las verduras y las patatas y por último las carnes, en el también denominado ‘vuelco de las viandas’.

El Malacatín, la Taberna La Bola y La Taberna de la Daniela son los tres lugares más conocidos y de tradición para saborear el mejor cocido madrileño que te hayas llevado jamás a la boca.

Categorías: Madrid Gastronomía

Comentarios

  1. Laura Blanco dice:

    ¡Interesante artículo! Yo lo he comido en la Taberna de la Daniela y estaba espectacular… aunque los mejores son los que hacen las madres y abuelas madrileñas ;)

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con *

*

Mostrar