Hospital de Maudes, un templo arquitectónico

Por | 4 julio, 2013 | 0 comentarios

Hospital Maudes

Si en alguno de sus viajes a Madrid pasa por la calle Raimundo Fernández Villaverde, habrá divisado una imponente construcción de piedra caliza con altas torres que se elevan hacia el cielo cuya fachada está adornada con paneles de cerámica de vivos colores. Y quizá le ha surgido la pregunta: ¿qué clase de edificio estoy viendo? ¿es una iglesia? ¿un museo? Hablamos del Hospital de Maudes.

Proyectado por Antonio Palacios y Joaquín Otamendi en 1908 y construido entre 1909 y 1916,  se creó con el objetivo de dispensar asistencia sanitaria gratuita a los jornaleros de Madrid, por lo que su primer nombre fue precisamente el de Hospital de Jornaleros de San Francisco de Paula.

Durante la Guerra Civil sirvió como hospital de sangre, un término que sirve para denominar a los hospitales provisionales que se montaban durante las campañas bélicas para asistir a los heridos, muchas veces de ambos bandos. Durante aquel capítulo de su historia, ocurrió un hecho singular: algunos de los voluntarios fueron envenenados con cianuro, crimen por el hallaron culpable a una enfermera del hospital.

A finales de la década de los setenta, los expertos dieron la voz de alarma sobre el estado de conservación del edificio, en particular de sus paredes y estancias. Se puso en marcha entonces una gran oleada de sensibilización social que dio lugar a una movilización vecinal que llevó por lema “Salvad Maudes”.

Finalmente, el conjunto fue declarado Bien de Interés Cultural del Patrimonio Histórico de España en 1979 y adquirido por la Comunidad de Madrid en subasta pública en 1984, tras lo cual se iniciaron labores de rehabilitación del conjunto. Hoy día alberga la sede de la Consejería de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid.

Escrito por

Foto | Secretos de Madrid

Categorías: Sin categoría

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con *

*

Mostrar