La nobleza y la distinción: el Teatro Real de Madrid

Por | 14 mayo, 2013 | 0 comentarios

Emblemático, noble, distinguido, señorial. Si como decía Calderón de la Barca, “la vida es puro teatro”, entonces este teatro es pura vida.

Por supuesto no estamos refiriendo al Teatro Real de Madrid, uno de los edificios con más porte e historia de la capital de España, conocido también como teatro de la Ópera.

Situado en la Plaza de Isabel II, el Teatro Real de Madrid se empezó a construir en 1818 y tardó 32 años en completarse, hasta que fue terminado finalmente en 1850.

Este recinto cultural fue construido por orden de la reina Isabel II. En su interior las paredes están decoradas con un rico terciopelo de color rojo oscuro y todas las tallas finas están decorados en oro.

Además las impresionantes lámparas que cuelgan del techo recuerdan a los candelabros del Fastasma de la Ópera. Tiene una capacidad que ronda los 2.000 espectadores.

Como anécdota para la posteridad, el teatro tuvo que cerrarse en 1925 debido a un daño grave de agua en las bases provocado por la construcción del sistema de metro. Los daños en el edificio fueron tan graves que se especuló incluso con la posibilidad de demolerlo. Sin embargo se realizaron con éxito importantes trabajos de reparación que tardaron cuatro décadas, hasta que el teatro se reabrió finalmente de nuevo en 1966 para deleite de todos los madrileños

El recinto tiene una rica y profunda historia musical y acoge en su programa anual de conciertos hasta diecisiete óperas diferentes, algunas de las cuales son de producción propia.

Además, también realiza importantes coproducciones con otros teatros, y es escenario habitual de los ballets más importantes del mundo.

Si le interesa conocerlo por dentro, hay visitas organizadas diarias al Teatro Real. En su interior se halla un museo extraordinario en el que podrá conocer su apasionante historia.

Categorías: Madrid Cultura

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con *

*

Mostrar