Ruta para almorzar en alguno de los museos de Madrid

Por | 19 abril, 2013 | 0 comentarios

El ocio y la cultura nunca están reñidos. Pero hoy lo estarán menos porque queremos proponerles una fusión entre gastronomía y arte, un maridaje entre la buena mesa y las mejoras obras pictóricas.

Con su permiso, en este viernes les presentamos una ruta para almorzar en alguno de los museos de Madrid.

Comenzamos a lo grande. El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía oferta un cuidado y moderno restaurante gestionado por Singularis. Su cocina es creativa y moderna, con platos llenos de estilo y a un precio más que interesante.

Si visitáis el Museo Thyssen, podréis disfrutar la cuidada carta de su cafetería-restaurante en la planta baja, abierto de martes a domingo de 10 a 18:45, con apertura extraordinaria los sábados hasta las 22:45. Además, cuando comienza a hacer más calor, durante las noches de verano abre su restaurante El Mirador hasta las dos de la madrugada, donde disfrutar una de las mejores vistas de Madrid.

Otro de las cocinas más afamadas es la del Restaurante El Bokado del Museo del Traje. El local desde luego marca estilo con una estética de vanguardia y un entorno natural de impacto. Con tapas y pinchos del País Vasco,

El Restaurante del Teatro Real es un oasis culinario. Ocupa el antiguo Salón de Baile de Isabel II, un rincón plagado de historia y anécdotas. Pascua Ortega decoró este espacio, ambientándolo en el mundo de la ópera con trajes espléndidos procedentes de obras míticas como Ana Bolena o Aída.

Tiene capacidad para unos  230 comensales aproximadamente y el precio del cubierto ronda los 60 euros. Un capricho es un capricho y la experiencia lo vale, al menos una vez en la vida.

Categorías: Madrid Gastronomía

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con *

*

Mostrar